Madonna: creatividad mutante

Si existe una figura rodeada de polémica ha sido la de Madonna. Alabada y denostada con la misma pasión. Pero si algo es Madonna es un reflejo de creatividad. Superando el tópico de su forma de reinventarse temporada tras temporada, algo muy explotado por la prensa musical, deberíamos tomarla como ejemplo de alguien que sabe estar en el candelero.

Lo bueno de ella, ademas, es que su vida persona no ha empañado su vida artística. Todos conocemos los devenires de sus relaciones. Igual que todos podemos saber cuántos hijos tiene. Nunca lo ha ocultado. Alguien con un personaje público tan fuerte no tiene miedo a que eso fagotice su carrera artística.

Madonna y su creatividad empresarial

Por muy fan que alguien sea de Madonna no puede negar que su voz no es de las mejores que hay. MadonnaNo es mala, es cierto, pero hay miles de cantantes mejores. Y ella, en cambio, está ahí. Lo ha estado desde su Lucky Star y se ha mantenido, con subidas y bajadas, etapa tras etapa. Y eso ha sido gracias a su capacidad de empresaria.

Muchos artistas llevan mal los números, nada más prosaico. Pero triunfar en la liga grande no es posible sin conocerlos. Madonna lo ha sabido hacer. Sabe reconocer cuáles son los sonidos de tendencia y ha sabido incorporarlos. Los mejores productores han trabajado con ella y ha sabido arroparse de los estilos actuales. Sabe además empaquetar todo eso de forma creíble y, aunque no venda como antes, sigue siendo un número uno en ventas. Cada movimiento que hace es seguido por su legión de fans que se mantienen fiel a cualquier nuevo proyecto

El personal Branding de Madonna

Uno de los éxitos más claros de todo eso es haber apostado fuerte por su marca. Madonna es sinónimo de POP con todo lo que ello representa. No sólo ha utilizado los códigos para crear super ventas, sino que se ha convertido en sí misma en un código.

Nadie que publique discos tan dispares como ella se libraría de críticas como incoherente. Y, curiosamente, de todos los adjetivos que he oído sobre ella, este no aparece. Ha sabido crear un persona con un rasgo innovador y la monotonía precisamente es lo que menos se espera de ella.

Personalmente, lo que más me asombra y me hace admirarla como artista, independientemente de si me gusta su música o no, son sus giras. Consigue que toda esa disparidad de tendencias tengan un sentido dentro de un espectáculo guiado por cada uno de sus últimos discos sin olvidar todo lo que le trajo allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *