Feminismo y cultura: la alianza que tiene que darse

2017 ha sido el año del feminismo. Aunque esa es mi opinión. Es cierto que también ha sido el año en que más noticias hemos oído que nos han hecho sonrojarnos, cuando no asquearnos realmente, de lo machista que sigue siendo nuestra sociedad. Pero, por eso mismo, creo que ha sido el año del feminismo. ¿Por qué? Porque creo que precisamente la conciencia feminista es la que está ayudando a desvelar esos casos.

Feminismo y cine: un año de denuncias

FeminismoEl caso de Weistein y los acosos sistemáticos a los que sometió a muchas artistas es uno de los más simbólicos este año. Simbólico porque ha tocado lo intocable. Hasta ahora parecía que el Star System estaba ajeno a estos problemas para las mujeres, pero la realidad es otra. Se ha visto como grandes nombre de mujeres han dado la cara. Me imagino la cantidad de sensaciones que habrán pasado muchas al llegar en busca de un sueño y tener que pasar esa pesadilla.

Este caso ha destapado otros y parece que la impunidad está desapareciendo. Sólo espero que no sea un espejismo. Me gusta leer artículos como este de ElDiario.es que da voz a los bofetones culturales que en Hollywood o en el mundo de las series (el nuevo Star System) se está dando a los abusos y vejaciones que tienen que sufrir las mujeres.

Feminismo y cultura: la batalla se empieza desde abajo

Uno de los muros que el feminismo tiene que romper es el que sustenta todo. Y es la propia creación de contenidos. Afortunadamente cada vez hay más mujeres creadoras. El problema es que aún les falta voz y esta es responsabilidad de todos. De productores para darles una oportunidad. Y de público para ver sin prejuicio algo creado por mujeres.

Lo que sucedió, por ejemplo, con el reboot de Cazafantasmas no tiene nombre. Bueno, sí lo tiene: machismo. La película puede ser mejor o peor (personalmente me gustó) pero las críticas demoledoras vinieron de antes de que se lanzara. ¿Motivo? las protagonistas eran mujeres. Peores reboots he visto en los que se mantenía el sexo se los originales.

Feminismo

Por eso me gustó este vídeo, en el que las autoras del libro Cuentos para niñas rebeldes explican los motivos que les llevaron a hacer esta selección. Un problema que tienen las mujeres es esta cuota de representatividad pequeña como creadoras. Y esta cuota se traduce en una cuota aún menor como personajes activos de la trama. Si mejoramos esto, es posible que nos escandalicemos por casos como Weinstein sin que tengan que ser famosas quienes lo denuncien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *