Deadpool, jugando entre el bien y el mal

DeadpoolEn verano tuve la oportunidad de ver la segunda película de la saga Deadpool. Bueno, mejor dicho, no tuve la oportunidad, sino que la llevaba esperando desde que vi la primera. Y allá, estando en Madrid ese fin de semana saqué un rato para verla en su estreno.

Y así, entre películas y cómics, sacio mi sed de Deadpool, ya que me da que serie animada no va a haber. No la habrá mientras se siga pensando que la animación es cuestión infantil y no se den cuenta del fanbase adulto. Y es que el personaje no es lo que se pueda denominar all family. Lenguaje explícito y peleas en las que la violencia tiene un hueco prioritario son su seña.

¿Quién es Deadpool?

Quien no conozca a este superhéroe se está perdiendo al justiciero más deslenguado. No en vano, le llaman el mercenario bocazas, cuya boca causa más dolor que sus golpes. Comenzó como medio villano pero actualmente se mueve entre el bien y el mal. Tienes sus ideales que no tienen que coincidir, precisamente, con los de los buenos. ¿Su poder? Un factor de curación que le hace prácticamente inmortal y que, en las películas, ha dado buenos momentos cómicos.

¿Por qué me gusta Deadpool?

Reconozco que me gusta lo “meta”. Con lo cual, un personaje que se salta la cuarta pared y habla directamente al lector me fascina. Y si, además, está lleno de referencias a los demás héroes o a la cultura pop en general, soy fan incondicional. Pero hay más, entre toda esa banalidad y humor, se esconde un alma atormentada. He sido gran defensor de las posibilidades del humor para llegar a dramas más profundos. SI queréis un ejemplo, Guardianes de la Galaxia Vol.2 está ahí con sus historias que llegan bien dentro. Y nuestro mercenario bocazas no es una excepción. Desde su enfermedad, su paso por Arma X, traumas, secuelas, si hija en estos momentos, tenemos muchas aristas. Me gusta porque es el pack completo y además irreverente. ¿No es suficiente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *