GorkaG

¡Hola!

GorkaG

Mi nombre es GorkaG, y mi trabajo consiste es unir la creatividad y el desarrollo personal. Como educador social, pedagogo y coach llevo ya unos cuantos años a mi espalda trabajando con personas en diferentes situaciones ayudando a encontrar su camino y orientación. Curiosamente mi camino es el que no terminaba de hacerse. Siempre he encontrado satisfacción en ayudar a conseguir objetivos, pero me faltaba algo.

Pensé que quizás era aquella espinita clavada: haber estudiado comunicación audiovisual. Al intentar retomarlo volví a disfrutar de lo que en la adolescencia me llenaba: crear historias. Antes de escribir los 18 escribí tres libros, tres tesoros que fueron escritos a máquina y aún conservo.

De esa forma volví a escribir, a conectarme con historias. Nos siempre para publicar, a veces para releer simplemente soltando fantasmas. Aprendí el lenguaje audiovisual, que me permitió escribir mirando más allá de las palabras combinando imágenes. Aprendí doblaje, monólogos, improvisación (algo que me encanta y espero retomar). Cada año intento aprender una disciplina nueva para enriquecer lo que creo.

De esa forma llegué a la escritura terapéutica. Unir en un sólo mundo dos de mis pasiones: el coachíng y la creatividad. De esa forma trabajé hasta diseñar los dos programas que ofrezco: El Coaching Literario, para aquellas personas que quieren escribir y se encuentran en proceso de bloqueo, o quieren un asesoramiento/mentoring/encuadre en el proceso, y el Empoderamiento Narrativo, una herramienta que, mediante la escritura, permite que una persona se conozca así misma llegando mediante su propio relato a profundizar.

Influencias

Uno de mis mayores valores es que todo trabajo educativo tiene que ser profesional y ejecutado por un profesional cualificado. Educador social, Pedagogo y Técnico Superior en Coaching son el punto de partida para mi trayectoria. Una formación de base que me ha ayudado a conocer al ser humano. Comprender todos los aspectos desde que nace hasta que se hace mayor. Y, sobre todo, indagar la forma en la que aprendemos. Y, por tanto, la forma en la que podemos desaprender.

No obstante, la formación continua me ha permitido que esto sea sólo un principio de todo lo que he desarrollado. Mis influencias son las siguientes:

  • Los principios filosóficos de Whitmore, uno de los padres de coaching y quien mejor ha descrito la herramienta.
  • Conceptos como la ZDP de Vygostky para el desarrollo humano.
  • Maisel los principios del coaching de creatividad.
  • Frankl y el sentido de la vida.
  • El Problem Solving Estratégico y el diálogo estratégico de  Nardone.
  • Las bases de la escritura terapéutica, habiendo sido formado por Silvia Adela Kohan.

Ser ecléctico me permite utilizar herramientas diferentes pero con sentido. Da la posibilidad para que me adapte a a la persona que viene. Una vida de aprender de los grandes y de utilizar sus enseñanzas me ha traído hasta este proyecto.