Asesoramiento Creativo, cuando necesitas una nueva mirada

Esta semana he lanzado el servicio de Asesoramiento Creativo. Después de mucho pensarlo me he dado cuenta que necesitaba un pensamiento fuera de la caja. Me he esforzado mucho en diseñar todos los proyectos de empoderamiento, a los que le tengo mucho cariño. He logrado con ellos aunar dos de los aspectos que más me gustan.

El problema es que no oí a la gente. No quiero decir que esos programas no funcionan, al contrario. Lo que quiero decir es que hay personas que necesitan trabajar su creatividad y otras necesitan un apoyo más técnico.

Así que después de leer el libro de pensamiento fuera de la caja, que nos invita a pensar en los clientes me pregunté: ¿Qué necesitan? Y la respuesta era obvia: algo que me estaba demandando ya

AsesoramientoHacia el asesoramiento de forma natural

¿Cómo se eso? Porque es un servicio que me han solicitado muchas veces y nunca había ofertado. Alto y claro. Cuando las personas ven en ti unas capacidades que quieren contratar tienes la mitad del camino hecho. Si además es un tipo de trabajo que disfrutas haciendo, pues la suma da exacto.

Y es que hasta ahora he ayudado de forma profesional de esta forma. A escritores a desarrollar sus personajes, algo habitual. Redactando proyectos para instituciones. Guionizando fiestas y eventos junto a la persona que lo quiere dar. Ayudando a redactar material pedagógico.

Qué hago en el asesoramiento

Prácticamente, cuando asesoro, lo principal es escuchar. El cliente puede venir con mil necesidades y la mayoría se resumen en una o dos a lo sumo. Luego, es establecer prioridades y ofrecer una visión efectiva por dos aspectos que considero fundamentales:

1- Es una visión técnica (por eso no asesoro en nada que se salga de mis competencias)

2.- Es una visión externa (no contaminada por el día a día de esa persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *